9 errores al hacer publicidad inmobiliaria y cómo evitarlos

Escrito por Jessica Villegas • agosto 7, 2020

Nunca antes había existido tanta facilidad para anunciar un inmueble como ahora. Hoy en día contamos con infinidad de maneras de hacerlo, y sin duda, Internet es la más popular, donde podemos encontrar múltiples portales inmobiliarios que nos permiten publicar detalles de una propiedad, fotos y hasta un mapa con su ubicación.

 

Anunciar una propiedad no debe consistir simplemente en publicarla en algún portal, si no que debemos utilizar las mejores prácticas y evitar los errores más comunes, para lograr atraer la atención del público adecuado y concretar la transacción de la manera más rápida posible, con lo cual podremos evitar consumir demasiados recursos, como por ejemplo tiempo. Es por ello, que hoy te traemos los 9 errores al hacer publicidad inmobiliaria y cómo evitarlos.

1.No poner precio:

Una de las cosas que más nos hacen perder interés o generan desconfianza, es encontrar anuncios sin un precio. Procura siempre poner un precio exacto, acompañado por los requerimientos necesarios de manera clara, tales como: La cantidad de depósitos, si se realizara una investigación previa o si necesita la firma de un aval.

 

2. Poner un precio absurdo:

Tan grave como el anterior, poner un precio exagerado o fuera del mercado, es un error común que debes evitar. Entendemos que algunos dueños pueden sentir apego o quieren recuperar la inversión, por lo que se puede sobrevalorar el inmueble. Pero esto termina por alejar a los clientes que pueden estar interesados. Procura poner un precio objetivo y justo.

 

9-errores-al-hacer-publicidad-inmobiliaria-y-como-evitarlos-impactum

 

3. Mala redacción del anuncio:

Este error es el que puedes cometer de varias formas, así que trataremos de explicarlo más a detalle:

Fijar público:

Lo primero que te recomendamos es analizar el público al que vas a dirigir tu anuncio, eso te ayudará a definir el estilo de la redacción.

Frases Genéricas:

Cuando te encuentras con una multitud de propiedades que afirman ser “únicas”, “excepcionales”, que se encuentra en una “zona increíble”, “Excelente ubicación”, empieza a parecer que ninguna es sobresaliente.

 

Si tu publicación usa frases similares a éstas o a las que usa el resto, es poco probable que destaque. Así que te recomendamos que hagas una lista con las cualidades de tu propiedad, selecciones la más importante y atractiva y la resaltes. Busca una que se adapte al mercado local, puede ser la ubicación, precio o las amenidades.

Extensión:

Procura que tu anuncio no sea ni tan largo que sea tedioso de leer, ni tan escueto que deje al lector lleno de dudas. Procura utilizar la información suficiente. Según especialistas, una publicidad inmobiliaria de entre 150 y 250 palabras genera una mejor respuesta.

Mayúsculas:

Por último, sabemos que quieres que tu anuncio destaque. Pero recuerda que no es necesario redactar todo en mayúsculas. Esto puede ser incómodo para el lector, el cual se puede sentir saturado, motivo por el cual puede que pase de largo la información, parte de ella o todo el anuncio en sí.

 

9-errores-al-hacer-publicidad-inmobiliaria-y-como-evitarlos-impactum

 

4. Exagerar sobre las cualidades del inmueble:

Recuerda que un inmueble es un espacio donde la gente va a pasar gran parte o el resto de su vida. Por tanto, procura no generar falsas expectativas, trata de ser lo más honesto posible, resaltando las cualidades, pero también los defectos del inmueble, considera que es muy probable que la gente quiera saber todas las características del lugar.

 

5. Datos imprecisos:

Da todos los datos relevantes de la manera más precisa posible. Incluye información del número de cuartos, baños, los acabados, las amenidades con las que cuenta, datos de la ubicación, servicios, alrededores, etc. Todo aquello que ayude a contextualizar a tu cliente.

 

6. Fotos en mala calidad:

Las fotografías que acompañarán tu anuncio son todo un tema. Aquí te daremos algunos consejos básicos al respecto.

Recuerda que un cliente puede quedar enganchado o pasar de largo de tu anuncio con tan solo ver las fotos.

 

  • Ponte en los zapatos de tu cliente:

Pregúntate ¿Cuáles son las características principales del lugar?, ¿Qué le gustaría conocer al comprador / inquilino? y ¿Cómo lo transmito de la mejor manera?

 

  • Procura que las fotos que acompañen tu publicación sean estéticas y relevantes:

Que el lugar esté limpio y ordenado, no te enfoques en el mobiliario, al menos que sea parte de la venta, aunque tampoco es conveniente mostrar el lugar vacío, mucha gente querrá imaginarse como se verá el inmueble cuando sea habitado. Lo ideal es que las fotos puedan mostrar los espacios y detalles importantes.

 

  • Una buena iluminación siempre ayuda.
Recuerda, de la vista nace el amor. Pero tampoco satures al lector con demasiadas imágenes que llegue a creer que por verlas ya conoce el inmueble y no es necesario contactarse contigo. Unas 6 fotos deberían ser suficientes.

 

Si quieres profundizar en este tema y hacer fotos inmobiliarias como todo un profesional, te recomendamos este artículo. Si por el contrario, lo que te interesa es hacer fotos de la mejor manera con lo que tienes a la mano, por ejemplo tu smartphone, te recomendamos el siguiente artículo.

 

7. Poner un solo medio de contacto:

Maximiza los canales con los que tus posibles clientes puedan ponerse en contacto contigo. Recuerda que cada cliente puede sentirse más cómodo en un canal diferente, así que entre más pongas a su disposición, más oportunidades tienes de que se contacten contigo. Tampoco es que uses demasiados, algunos de ellos pueden ser:

 

  • Correo
  • Teléfono
  • Whatsapp
  • Sitio Web.

 

8. No recopilar información:

Tan grave como el punto anterior. Debes procurar generar una base de datos de los prospectos interesados, eso te permitirá generar un perfil del target ideal. Procura utilizar herramientas de analítica web que te permitan generar y optimizar una buena base de datos.

 

9-errores-al-hacer-publicidad-inmobiliaria-y-como-evitarlos-impactum

 

9. No utilizar tus recursos:

Como mencionamos al inicio, hoy en día contamos con múltiples herramientas a nuestra disposición que pueden facilitarnos el trabajo inmobiliario. Así que en medida de lo posible, ¡Úsalas! Ya sea mediante vídeos que guíen al comprador en el espacio o un recorrido virtual, sé creativo y busca nuevas formas de utilizar la tecnología a tu favor.

 

Nota: Y recuerda nunca, pero NUNCA publicar documentos o información personal.

Esperamos que el conocer estos errores comunes y cómo evitarlos te sirvan para mejorar tu publicidad inmobiliaria y facilite la venta/renta de tu inmueble. No olvides seguirnos si estas interesado en más consejos inmobiliarios. Te invitamos a dar clic en el siguiente botón para que conozcas cuáles son las tendencias inmobiliarias actuales.

Tendencias Inmobiliarias